Sal de apio

La sal de apio es una mezcla de sal de mesa con semilla de apio. Sin embargo, en el mercado se comercian varias versiones que se diferencian por usar proporciones diferentes de ambos ingredientes. Incluso, algunas de estas sales de apio pueden emplear otros ingredientes.

Si te gustaría saber cómo preparar esta sal y cómo emplearla en tus comidas, te invito a leer a continuación una receta sencilla para prepararla sin gastar prácticamente nada y también a aprender cómo usarla.

Sal de apio

Cómo hacer sal de apio

Esta especia te servirá para condimentar una gran variedad de platillos. También podrás experimentar con ella para ver cuáles de tus recetas quedan mejor añadiéndoles un poco de sal de apio.

sal de apio - especia

Una de las ventajas principales de hacer tu propia sal de apio es que, si la haces bien, puede quedarte mejor que la comercial. Es fácil de hacer y no toma mucho tiempo.

Pero, eso sí, los ingredientes que utilices deben ser de calidad y estar en buenas condiciones para que tu sal de apio quede con el mejor sabor y te dé los mejores resultados a la hora de usarlo. Ahora veamos cómo se prepara.

Desde luego, necesitarás apio en la cantidad que quieras hacer. Quítale los tallos y quédate solo con las hojitas. Lávalas y ponlas a orear. Después llévalas al horno a una temperatura de 175 grados Fahrenheit durante 10 minutos.

Pasado el tiempo, sácalas del horno y ponlas en un lugar adecuado para que se enfríen, sin que les dé corrientes de aire. Luego deshazlas con tus propios dedos. Añade entonces un poco de sal.

La cantidad que le añadas de sal dependerá del volumen del total de hojitas que hayas usado. La idea es que la mezcla no deje de verse verde. El añadirle sal te ayudará incluso a deshacer mejor las hojas.

Finalmente, pon la mezcla en un colador de agujero medio y, así, tendrás tu sal de apio finalizada.

Cabe mencionar que la sal de apio comercial también puede contener otros ingredientes, pero con esta receta que te he indicado ya tendrás una sal de apio bastante buena y que, si usas ingredientes de calidad, el resultado será mejor de lo que crees.

Cómo usar la sal de apio

Puedes usar la sal de apio en muchísimas recetas. Es ideal para agregarlo a sopas, asados, salsas y hasta para aderezar una pechuga de pollo a la plancha. Tendrás muy buenos resultados con cualquiera de esos platillos.

semillas de apio

Si consigues las semillas de apio, puedes usarla para sustituir las hojitas de apio de la receta anterior.

A continuación te dejo una receta que incluye la sal de apio. Con ella podrás experimentar por primera vez con esta sal si no lo has hecho antes.

Receta con sal de apio

Salchicha estilo Viena

Ingredientes:

Tripa de cerdo o cordero de 4 centímetros

600 gramos de carrilleras de cerdo

3520 gramos de hielo picado

35 gramos de sal

950 gramos de carne de vaca

9 gramos de azúcar

1 cucharilla de sal de apio

1 cucharilla de nuez moscada

1 cucharilla de glutamato monosódico

1 cucharilla de cebolla deshidratada en polvo

1 cucharilla de semilla de cilantro molida

5 cucharillas de pimienta blanca molida

Preparación:

Pica la carne de vaca y la carne de cerdo. Mételas después en un plástico y ponlas a enfriar unas horas.

Después pon la carne de vaca en un cuenco y agrégale todos los ingredientes, pero solo la mitad del hielo picado. Amasa bien y mide la temperatura de la mezcla, la cual debería ser bastante fría, unos 4 grados.

En caso de que no, añade más hielo. Añade entonces las carrilleras de cerdo. Luego empieza a embutir. Finalmente  cocina al vapor y verifica que la temperatura interior de la salchicha tenga 70 grados, entonces estará lista.

Ayúdanos compartíendolo