Fenogreco – Información y propiedades

El fenogreco tiene origen mediterráneo y es usada de manera terapéutica para bajar de peso, prevenir la calvicie y controlar la diabetes. Sus hojas se usan, al igual que sus semillas, de manera interna como externa, pues tiene un amplio uso como especia en la cocina mediterránea y hasta sirve para elaborar cataplasmas.

En esta entrada aprenderás más de esta especia, desde sus usos medicinales hasta su uso culinario.

Beneficios del fenogreco

imagen del fenogreco

Esta hierba medicinal puede aplicarse en la piel para tratar diversos problemas en ella de forma natural, como enfermedades e infecciones, por ejemplo.

Consumirla permite mantener un bajo nivel de colesterol malo.

En las personas con diabetes de tipo 2, ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre. Y esto se debe a que los aminoácidos del fenogreco ayudan a producir insulina.

Al funcionar como anticoagulante en la sangre, lo que ayuda mucho en los cuadros cardiacos.

El fenogreco tiene la capacidad de ayudar a quemar grasa mediante la reducción de tejido adiposo, que se traduce en pérdida de peso.

También sirve mucho para aumentar la producción de pelo en el cuero cabelludo en caso de padecer calvicie. No obstante, si crees que más adelante padecerás este problema, el utilizar esta hierba también te ayudará, pues no solo combate la calvicie, sino que también la previene.

Gracias a su contenido en diosgenina, el fenogreco puede ser usado para aumentar la libido en caso de no sentir interés sexual por la pareja.

Consumir fenogreco te ayudará a disminuir las probabilidades o el riesgo de sufrir de cáncer de colon.

Ya que contiene muchos antioxidantes, el fenogreco es bueno para los problemas respiratorios, como los resfriados, gripe y hasta la laringitis.

El sistema inmune también se ve beneficiado por el consumo de esta hierba, pues mejora su funcionamiento en caso de tener defensas bajas.

En los nodos linfáticos, se suelen acumular toxinas, pero estas pueden ser eliminadas consumiendo esta especia.

Cuando la mujer está amamantando, el fenogreco puede estimular su producción de leche para que esta aumente. También sirve para estimular las concentraciones uterinas durante el parto.

En caso de padecer dolores menstruales o aquellos que se producen durante la menopausia, la afectada puede consumir las hojas y semillas del fenogreco para reducirlos de forma natural.

Esta hierba también sirve para estimular la digestión y hacerla más efectiva. Además viene bastante bien para el hígado, al cual mejora su funcionamiento gracias a sus propiedades.

Reduciendo los niveles de oxalato de calcio en los riñones, consumir fenogreco ayuda a evitar la formación de cálculos.

Cómo usar el fenogreco

Hay varias formas de utilizar el fenogreco, pues se trata de una hierba medicinal que soluciona muchos problemas de salud. Quizá su popularidad en la medicina se deba a su poder para ayudar a bajar de peso. Sin embargo, el fenogreco te ayudará en mucho.

Puedes consumirlo como infusión, poniendo agua a hervir y vertiendo en ella unas cuantas semillas de esta planta.

No solo puedes utilizar el fenogreco para curar muchas enfermedades, también sirve para lograr grandes resultados en la cocina. A continuación puedes leer un poco al respecto.

El fenogreco tiene un sabor agridulce. Puedes usarlo en ensaladas e, incluso, lo puedes encontrar en forma de harina, la cual se utiliza en la elaboración de varios tipos de panes, como, por ejemplo, el pan egipcio. Esta harina también sirve para rebozar.

Otra variedad en la que encontrarás en el fenogreco es en polvo. Este es usado como una especia para verterlo en sopas y, así, darles un estupendo sabor y aroma. También se espolvorea en los pepinillos y algunas verduras.

El fenogreco también existe en suplemento, y se sabe que este sirve para reducir los niveles de colesterol y triglicéridos. Incluso ha habido indicios de que reducen los síntomas que causan la diabetes tipo I y II.

Estas semillas se utilizan mucho en la cocina india debido a sus propiedades. En ensaladas se usan tanto las hojas como las semillas, pues ambas poseen el sabor que diferencia al fenogreco de otras especias.

Se sabe que consumir fenogreco puede ayudar a combatir la anorexia, pues no solo abre el apetito, sino que además mejora la digestión de los alimentos.

Remedios con fenogreco

Si quieres combatir la acidez estomacal y, a la vez, los eructos, toma dos cucharaditas de fenogreco en polvo y mézclalas con un vaso de leche. Bebe esta preparación unas dos veces al día. El tratamiento lo puedes hacer hasta por más de un mes.

Si tu problema es el dolor de estómago, entonces mezcla media cucharadita del fenogreco en polvo con un vaso de leche.

Para aliviar la sinusitis, pon a hervir 300 mililitros de agua y añade en ella una cucharada de semillas de fenogreco. Deja que el agua disminuya su volumen hasta la mitad. Toma esta preparación durante diez días.

En caso de que padezcas dolor de garganta o tengas llagas bucales, puedes aliviarte haciendo gárgaras unas 6 veces al día con una infusión de fenogreco.

Para sanar las quemaduras en la piel, aplícate una pasta preparada con hojas de fenogreco.

Para combatir el mal aliento, bebe una infusión de fenogreco. Asimismo, esta infusión te ayudará a eliminar el exceso de mucosidad del pecho y a abrir el apetito.

Para regular la diabetes, toma también esta infusión, pues regula los niveles de azúcar en la sangre.

Para estimular el crecimiento de cabello prepara una mezcla de yogurt y fenogreco y úntala principalmente en el cuero cabelludo.

Ayúdanos compartíendolo