Casia – Historia, Propiedades y Recetas

Historia de la casia

La casia (cinnamomum cassia) es originaria de varios lugares, pues hay variedades de este árbol y, por lo tanto, no se sabe con certeza su verdadero origen. Todas se consideran especias y pertenecen a la familia de las Lauraceae, misma familia a la que pertenece la canela.

Ver donde comprar casia

Pese a lo anterior mencionado, todas sus variedades comercializadas son provenientes del continente asiático. Por ello, a la casia se le ha llegado a llamar canela china.

casia especia

Hay referencias de la casia en la Biblia y en otros manuscritos antiguos de China, romanos y griegos. Se sabe que los griegos utilizaron la casia para condimentar el vino, lo que le otorgaba un sabor muy particular.

Los egipcios, al igual que los griegos, utilizaron esta especia para darla a los dioses en sus templos.

Beneficios y propiedades de la casia

Es un gran antioxidante

Gracias a su buen contenido en antioxidantes, la casia puede ayudar a prevenir el envejecimiento prematuro que promueven los radicales libres.

Las células tienden a envejecer más rápido cuando los radicales libres en el organismo no están regulados, al consumir antioxidantes, el cuerpo puede regular estos radicales y eliminarlos, lo que ayuda a evitar ese tipo de envejecimiento.

En este caso, la casia destaca por ser más potente que las especias de nuez moscada y el jengibre.

Disminuye la diarrea

Si un día amaneces con diarrea, consumir dos cucharaditas o una infusión de casia te puede ayudar a disminuir este problema de manera natural. La casia disminuye la diarrea gracias a que posee propiedades antidiarreicas, las cuales se han utilizado desde la antigüedad.

Ayuda a regular los niveles de glucemia

La casia se ha recomendado desde mucho para controlar los niveles de azúcar en sangre de pacientes con diabetes del tipo 2. Es así como el paciente llega a requerir menos insulina durante su tratamiento.

Por tanto, consumir esta especia le hará un gran beneficio a cualquier persona diabética. Todo esto es gracias a que posee una buena cantidad de polifenoles.

Es un antibacteriano

Al poseer antioxidantes y aceites buenos, la casia funciona como antiséptico natural, ya que controla las infecciones y destruye la mayoría de gérmenes, bacterias y hongos.

Por ello, no solo se usa en problemas de la piel, también se emplea para tratar infecciones de la garganta y el mal aliento.

Funciona como antiinflamatorio

La canela china también puede ayudarte a mejorar los problemas de inflamación. Puedes conseguir aceite de casia para aplicarlo de manera externa sobre las zonas inflamadas. También puedes utilizarlo de forma interna, consumiéndolo para evitar los gases y líquidos.

Otros beneficios de la casia

Estos son otros de los grandes beneficios que la casia te dará:

  • Elimina las náuseas
  • Aumenta el apetito
  • Es un astringente
  • Es un analgésico
  • Refresca el aliento

Dónde comprar casia o canela china

Puedes comprar casia molida aquí

Recetas con casia

Si quieres aprovechar los beneficios que antes se han descrito aquí, te doy algunas recetas para que puedas aprovechar esta deliciosa y nutritiva especia.

Pechuga a la casia

Para esta deliciosa receta necesitarás los siguientes ingredientes:pechuga de pollo con casia

1 pechuga sin hueso de 400 gramos partida a la mitad.

Maicena.

Canela china o casia.

Sal marina y pimienta al gusto.

Aceite de ajonjolí.

Ajo molido y ralladura de jengibre.

Para preparar esta receta, adoba los pedazos de pollo utilizando la canela, el ajo molido y la ralladura de jengibre. Deja que estén durante toda la noche o al menos dos horas antes de preparar.

Salpimienta todo e impregna con la maicena para llevarlo a un sartén con aceite caliente.

Primero sella los lados usando fuego alto, luego deja que se fríe a fuego medio durante al menos 10 minutos.

Sirve todo en un plato con ensalada verde o puré y ¡a disfrutar!

Arroz con leche condensada y canela china

Esta preparación requiere de los siguientes ingredientes:

250 gramos de arroz blanco.

600 gramos de leche condensada.

Casia o canela china al gusto.

Ralladura de naranja o limón.

Para realizar esta receta, emplea primero una cazuela mediana para poner a hervir en ella un poco de agua con la ralladura de limón y la canela china.

Añade a la preparación los 250 gramos de arroz blanco. Espera que pasen 15 o 20 minutos para retirar del fuego.

Después coloca todo en un bol para que se enfríe, al cual le verterás la leche condensada para mezclarla con  el arroz.

Sirve en tazas o en platos.

Polvorones casia o canela china molida

La canela china o casia también sirve para recetas de repostería. Aquí tienes una magnífica receta fácil de preparar y que queda con un gusto inigualable.

Los ingredientes que necesitarás para prepararlos son:

175 gramos de manteca de cerdo.

300 gramos de harina de repostería.

65 gramos de harina de almendra.

125 gramos de azúcar glas.

150 gramos de casia o canela china molida.

5 gramos de sal.

El primer paso para prepararlas ya teniendo todos los ingredientes es tostar las dos harinas en el horno con una temperatura de 160 grados. Deja por lo menos que se dore por un lado para exponer el otro.

Mezcla después la manteca con la azúcar glas y añade una parte de la casia o canela china. Obtendrás una pasta de color café.

Luego añade las harinas, doblando la masa para que se vaya homogenizando.

Extiende la masa para obtener un grosor adecuado, corta los círculos utilizando la boca de un vaso o un cuchillo.

Lleva todo al horno por unos diez o 12 minutos a 170 grados.

Retíralos del horno y deja que se enfríen para comerlos con café o darle a los niños.

Superbebida con casia o canela china

Si quieres tomar algo diferente entre tus comidas, aquí tienes una gran opción que te llenará de energía y hará que tu paladar se sienta satisfecho. Se trata de una bebida con casia, lo que le otorga un sabor espectacular.

Ingredientes:

Tres cuartos de litro de agua.

5 trozos de casia en rama.

1 cucharadita de casia o canela china molida.

5 clavos de olor.

5 o 7 cucharadas de azúcar o miel.

5 o 7 bolsitas de té verde, negro o rojo.

Leche de soja.

Hielo.

Para realizar esta preparación, emplea la casia dentro de un cazo, puedes quemarla un poco si tienes soplete. Luego añade el clavo de olor.

Ponlo a fuego medio y cuando humee, añade el agua y la casia molida.

Deja que rompa hirviendo y añádele, entonces, el azúcar o la miel al gusto y también las bolsitas de té. Deja que esté allí por unos minutos hasta que sientas el olor de la casia por toda la cocina.

Retira, entonces, del fuego y espera a que se enfríe para colarlo. Es mejor que repose suficiente tiempo, ya que así los sabores se combinarán mejor y obtendrás una bebida bastante concentrada y de buen resultado. Puedes dejarla incluso de un día para otro.

Si quieres, sírvelo en un vaso ancho y añádele la leche de soja y el hielo. Revuelve bien y disfruta de esta superbebida de casia.

Infografía

Puedes utilizarla en tu sitio web siempre que la alojes tu mismo y que añadas la fuente original

beneficios de la casia

 

Ayúdanos compartíendolo