Pimienta de cayena – Beneficios y usos

La pimienta de cayena, originaria del continente americano, es el polvo que se obtiene de moler varias especies de Capsicum que han sido secados previamente.

Su nombre, Cayena, se debe a la ciudad en la Guyana Francesa que posee el mismo nombre y a que Cristobal Colón creyó que pertenecía a la familia de la pimienta negra.

Su sabor es muy picante, y por ello es una gran opción para preparaciones culinarias que se distinguen por ese sabor.

especia pimienta de cayena

Podrás leer a continuación cuáles son sus beneficios y descubrir dos magníficas recetas que puedes preparar con esta pimienta. Además, también sabrás en qué situaciones no deberías consumirla de acuerdo a sus contraindicaciones.

Beneficios

Estas son los principales beneficios y propiedades de la pimienta de cayena.

Para ahuyentar perros

Si no te gusta que se te acerquen los perros, ya sea porque antes has tenido algún tipo de incidente o simplemente porque en tu vecindario hay demasiados, el siguiente repelente para perros de pimienta de cayena podría ser tu solución.

Tan solo tienes que mezclar una parte de pimienta de cayena con diez partes de agua en un pulverizador. El resultado será un repelente efectivo para perros, pues irrita su nariz, por lo que para evitar respirarlo huirán de ti.

Para ahuyentar gatos

Del mismo modo que para el propósito anterior, puedes usar esa misma preparación pimienta de cayena como un repelente para gatos.

Para ahuyentar ratones

Sí, las ratas y ratones también se irán si utilizas un poco de pimienta de cayena. Mantenlos alejados de tus alimentos poniendo esta especia y clavos de olor en los rincones de las alacenas.

Para bajar de peso / adelgazar

bajar de peso con pimienta cayena

Puedes bajar de peso con un remedio de pimienta de cayena para adelgazar. Gracias al poder del capsicum para acelerar el metabolismo, podrás adelgazar utilizando esta especia.

Hazlo mezclando 6 bolsitas de té verde, 1 litro de agua, una pizca de pimienta de cayena, jugo de un limón y 3 cucharaditas de miel.

El agua de limón y pimienta de cayena, ayuda a acelerar tu metabolismo, consiguiendo que tus células comiencen a consumir calorías de una forma más rápida y haciendo que pierdas peso de una forma más sencilla.

 

Primero haz la infusión con las bolsitas de té verde y el agua, luego deja que repose y, entonces, añade el resto de ingredientes. Deberás tomarlo antes de cada comida.

Para la celulitis

También puedes eliminar la celulitis con pimienta de cayena. El remedio es muy sencillo de preparar. Necesitarás una cucharada de pimienta de cayena, media taza de aceite de oliva y media taza de café molido.eliminar la celulitis con pimienta de cayena

Para hacer el remedio, usa los tres ingredientes mezclándolos en un bol. Tendrás que obtener una pasta homogénea. Para aplicártela, unta un poco en tus manos y pásatelas por las piernas, glúteos y el abdomen, o donde tengas la celulitis.

Mientras lo haces, masajea suavemente en forma circular y ascendente. El masaje te ayudará a que la circulación en la zona se active y permitas así que el remedio casero contra la celulitis penetre mejor en la piel.

Para el cabello

Tanto para cuidar como para hacer crecer el cabello, la pimienta de cayena resulta un remedio idóneo. Úsala en combinación con tu mascarilla natural para el cabello habitual.

Para la circulación

Se sabe que el consumo de ají puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea, por lo que la pimienta de cayena también posee esta propiedad.

Para la garganta

pimienta de cayena para la garganta y la tos

Si un día despiertas con dolor de garganta, la pimienta de cayena será tu remedio ideal. Las propiedades de esta especia te pueden quitar el dolor de garganta y mejorar muchos otros problemas. Solo ten cuidado de no usarla si tienes llagas en la boca o alguna úlcera en tu estómago.

Para usarla como remedio para el dolor de garganta, emplea media cucharadita de pimienta de cayena disuelta en un vaso de agua tibia junto con una cucharadita de miel. Revuelve bien.

Esta preparación la usarás para hacer gárgaras, pero ten cuidado de que no te caiga en los ojos o nariz. Haz gárgaras cada 45 minutos hasta que notes una mejora. Lo más seguro es que al día siguiente tu dolor de garganta se habrá ido.

Para la tos

Así como es buena para la garganta, la pimienta de cayena es efectiva contra la tos. Ayuda a limpiar el moco de la cavidad nasal, disolviéndolo si está espeso. Y por ello es también recomendable para tratar la gripe y el resfriado común.

Para el hígado

Si bien no deberías consumirla cuando tienes algún problema hepático, la pimienta de cayena en dosis adecuadas tiene sus beneficios para el hígado, ya que promueve la desintoxicación de este. Gracias a esto, también ayuda a bajar el colesterol y los triglicéridos.

Para la artritis

Prepara una crema para la artritis mezclando 3 cucharadas de pimienta de cayena, 1 taza de aceite de uva o de oliva y media taza de cera de abejas. Deberás tener una mezcla de todos los ingredientes a fuego medio por unos 10 minutos. Deja que se enfríe para poderla aplicar y resérvala en la nevera.

Para acelerar el metabolismo

Consume una infusión de té verde y pimienta de cayena. La cafeína del té verde y la capsaicina de la pimienta de cayena acelerarán tu metabolismo. Además contiene varias vitaminas como la vitamina K y la vitamina C.

Para la calvicie

Como se mencionó más arriba, la pimienta de cayena es buena para el crecimiento del cabello, y con ella puedes incluso evitar la calvicie.

Contraindicaciones

Habrá ocasiones en las que no podrás usar la pimienta de cayena, pese a que soluciona muchos problemas de salud. Y es que esta especia también tiene sus contraindicaciones. Por ejemplo, definitivamente no puedes usarla si eres una persona alérgica a ella.

No la uses si padeces de alguna enfermedad renal o hepática. Tampoco la consumas si tomas algún medicamente para fluidificar la sangre. Las mujeres en periodo de lactancia deben evitarla.

Hay quienes pueden llegar a experimentar dolores de cabeza por el consumo de pimienta de cayena, por lo que si eres uno de ellos, lo recomendable es que no lo consumas. También puede provocar irritaciones en la dermis y hasta hambre intensa.

Si eres intolerante a los kiwis, plátanos y aguacates, evita consumir esta especia, ya que seguramente te sentará mal.

Recetas

A continuación tienes dos deliciosas recetas para que puedas usar la pimienta de cayena y probar así su picante y distintivo sabor.

Mojo picón

mojo picon con pimienta cayena

Ingredientes

  • 1 pimiento rojo asado sin piel
  • 3 dientes de ajo
  • Cuarta cucharilla de pimienta de cayena
  • 150 ml de aceite de oliva o de girasol
  • Media cucharilla de sal
  • Cuarta cucharilla de comino molido
  • Una y media cucharada sopera de vinagre
  • Media cucharilla de pimentón dulce

Preparación

Toma todos los ingredientes e introdúcelos en una licuadora o batidora, para mezclarlos por unos segundos. Con eso ya estará terminado y solo restará que lo sirvas en un cuenco. Esta salsa te durará alrededor de dos semanas conservada en la nevera.

También puedes variarla un poco sustituyendo el pimiento rojo asado por uno crudo. O puedes añadirle un poco de tomate crudo sin piel o, incluso, ajo asado en lugar de crudo. Hay quienes le añaden un poco de cebolla cruda. Cualquier variación te dará un resultado distinto, así que no dejes de probarlas.

Kofta al horno

pimienta de cayena para el kofte

Ingredientes

Para la carne:
  • 1 kilogramo de carne de vacuno molida
  • 2 cucharadas soperas de nata o leche
  • Media cucharilla de jengibre molido
  • Pimienta de cayena al gusto
  • Una y media cucharilla de cilantro molido
  • 1 cucharilla de mezcla Garam Masala
  • 1 cucharilla de cominos en polvo
  • Media cucharilla de sal y una de azúcar (opcional)
Para la salsa:

2 cucharillas de aceite de cacahuate o de girasol

2 hojas de laurel

1 cucharilla de jengibre molido

3 dientes de ajo picados

Cuarta cucharilla de sal

Media cucharilla de Garam Masala

250 ml de nata líquida

Una y media cucharilla de semilla de cilantro

1 cucharilla de cominos en granos o molidos

Preparación

Utiliza los ingredientes para la carne, mezclándolos hasta que obtengas una pasta homogénea. Prepara luego las bolas de carne con un tamaño parecido al de una pelota de golf. Después ponlas en una bandeja de una vaporera. Entonces, cocínalas al vapor por unos 20 minutos.

Pon las koftas en una bandeja para hornear. Mientras tanto prepara la salsa poniendo aceite a calentar para freír el ajo, la pimienta de cayena y las semillas de comino a fuego suave por unos dos minutos.

Luego  añade la nata líquida y el resto de ingredientes, dejándolos hasta que cuezan por unos 7 minutos, siempre a fuego suave.

Una vez que esté preparada la salsa, echa una cucharada de esta sobre cada kofta y después llévalos al horno por unos 15 minutos, que ha de estar precalentado a unos 150 grados. Pasado el tiempo, saca y sirve los koftas con arroz pulao o un tadik persa.

Infografía

Puedes utilizar esta infografía de forma gratuita en tu web siempre que mantengas un enlace hacia nuestra página.

infografía con beneficios de la pimienta de cayena

Ayúdanos compartíendolo