Achiote

El achiote (Bixia orellana) es un pigmento de color rojo-amarillo que se emplea tanto en la industria cosmética como en la industria de alimentos.

información sobre la especia achiote
El achiote proviene de América, y ya era usado por los aztecas y mayas como tinte para teñir sus telas, pintar sus labios y colorear sus alimentos.

Características y beneficios del achiote

De las principales características del achiote, la que más destaca es su color, este es rojo-amarillo. Se obtiene a partir de la extracción de las semillas del arbusto de achiote (también conocido como annatto).

El sabor de esta especia es realmente bueno, ya que es picoso, apimentado y hasta puede resultar dulzón.

Por otro lado, esta especia también tiene varios beneficios medicinales que pueden interesarte. El achiote es un antioxidante, antiséptico, antibacterial y astringente natural. También resulta muy bueno para tratar afecciones en los riñones, la viruela, diarrea, inflamaciones en la piel y hemorroides.

Para aprovechar sus propiedades antioxidantes, tienes que prepararte una infusión de achiote, que no requiere precisamente la especia. Emplea al menos 20 gramos de la cáscara de la semilla de achiote por 1 litro de agua.

Sus propiedades también te permitirán usarlo como cataplasma, y lo único que necesitas para hacerlo es emplear la pulpa en la zona afectada de la piel.

Sus hojas también son muy útiles, ya que estas te servirán para hacer gárgaras: toma 10 hojas de la planta de esta especia, luego ponlas en un litro de agua hirviendo y deja que estén 15 minutos. Cuando todo esté a temperatura ambiente, solo tendrás que filtrar la preparación y ¡listo! ¡Ya tienes un buen sustituto de enjuague bucal!

La misma preparación anterior es eficaz para realizar lavados vaginales y tratar inflamaciones. Cuando la uses, solo ten paciencia y pronto verás cómo sanan.

Esta especia también es muy buena para el hígado. Usa sus semillas para elaborar un tratamiento que limpie y hígado y te evite así enfermedades.

Tienes que tomar un puñado de sus semillas, ponerlas en 2 litros de agua y luego deja que reposen por unas horas antes de consumir esta agua. Tienes que beberla 3 veces al día por un mes.

Si lo que quieres es mejorar la salud de tus ojos, realiza la siguiente preparación:

  • Toma las semillas de achiote y viértelas en agua limpia.
  • Pon esta agua con las semillas a hervir y déjala así por 15 minutos.
  • Luego pon el agua a reposar a temperatura ambiente por unos 30 minutos.
  • Emplea un paño limpio para remojarlo con esta preparación y, entonces, ponlo sobre tus ojos.

Formas de consumir el achiote

El achiote se obtiene de las semillas del árbol de achiote, pero hay varias maneras de consumirlo para aprovechar sus propiedades.

Achiote en grano

Teniendo una planta de achiote puedes fácilmente conseguirlo en grano. No obstante, también puedes conseguirlo en el supermercado. El único inconveniente es que no suele utilizarse mucho de esta manera, ya que su principal función es servir de colorante para diversos platillos, como los guisos de arroz, por ejemplo.

Achiote molido

El achiote molido es más fácil de usar que el achiote en granos, pues se diluye mejor en los líquidos y los colorea completamente. No obstante, debes saber que sus semillas son bastante duras y resultan difíciles de moler.

También lo puedes conseguir en los supermercados y elaborar con él las diversas recetas que lo usan. Es muy bueno para la cochinita pibil, un platillo que emplea carne de cerdo coloreada con este condimento.

Aceite de achiote

El aceite de achiote es otra de las formas en que puedes beneficiarte de todas las propiedades que esta especia posee, además que resulta fácil de hacer.

Necesitas 10 gramos de aceite de oliva extra virgen. También puedes usar aceite de girasol en caso de que puedas conseguirlo. Pero usa solamente uno, no los mezcles.

También requerirás las semillas de achiote; bastará con una cucharada sopera de estas.

En un cazo con el aceite que hayas escogido, pon las semillas de achiote y ponlo a fuego lento, como si quisieras elaborar un confitado.

Cuando las semillas empiecen a desprender su olor, sabrás que estará casi listo, solo deberás verificar que no pasen más de cinco minutos.

Al finalizar, habrás obtenido un aceite con tono rojizo, que deberás dejar enfriar para meterlo más tarde en un una botella con tapa y llevarlo al frigorífico. Consúmelo antes de dos semanas.

¿Dónde comprar achiote?

Achiote en semillas
Achiote en pasta

Ayúdanos compartíendolo